Identificarse

Login

Email
Password *
Recordarme
0
Total : 0,00 €  /  Mi Cesta

Mi cuenta    -     Pedidos

0
Total : 0,00 €  /  Mi Cesta

Guerra de tronos: Apple vs. Samsung

Apple contra Samsung. Iphone vs. Galaxy. La guerra de los dos gigantes tecnológicos mundiales ha dado su pistoletazo de salida, tras la sentencia que condena a la empresa surcoreana a indemnizar al equipo de Steve Jobs por copiar sus patentes. Se trata, sin duda, de la primera de muchas batallas. Precisamente por ello, hemos querido ofrecerte en este post algunas claves prácticas para que pongas un poco de claridad ante lo que la prensa ha calificado como “la batalla de las patentes”.

El conflicto comenzó cuando la compañía de la manzana demandó en abril de 2011 a Samsung por 2.500 millones de dólares, al considerar que éste había violado su propiedad intelectual al copiar varias funciones de sus dispositivos electrónicos. Un jurado estadounidense condenó el pasado 24 de agosto a la empresa surcoreana a indemnizar a Apple con 1.050 millones de dólares, argumentando que Samsung vulneró seis de las siete patentes por las que Apple la había llevado a juicio.

Por supuesto, los creadores del Galaxy han anunciado que recurrirán la sentencia. De hecho, el fabricante de tabletas y móviles surcoreano criticó la decisión tomada por la justicia de EE.UU porque, a su juicio, supondrá una “clara desventaja” para el consumidor, ya que de aplicarse provocaría un incremento en los precios al limitar la producción de algunos dispositivos de Samsung, además de hacerle un flaco favor a la innovación. En cualquier caso, no hay de qué preocuparse. Manten tu móvil y tu tableta a buen resguardo en tu funda porque con toda probabilidad para cuando las sentencias sean firmes ya existirá una tecnología mucho más avanzada.

Sin embargo, a juicio de muchos analistas el conflicto acabará con resultados negativos para ambas compañías, pero sobre todo el más perjudicado a largo plazo será el consumidor. La clave está en las patentes que Apple reclama como suyas. Se trata de “patentes software”, es decir, aplicaciones relacionadas con la programación como, por ejemplo, aquellas que te permiten hacer zoom con los dos dedos o el efecto rebote que se produce al llegar al final de un documento. Para los expertos, estas creaciones, si bien son fruto del ingenio de Apple, no poseen la entidad ni el peso para ser consideradas "patentes", ya que, a lo sumo, suponen unas pocas líneas de programación extra. De hecho, si se patentarán todas estas creaciones resultaría prácticamente imposible desarrollar cualquier tipo de programa informático.

Y, paradojas de la Historia, tras estos debates se encuentra el invento que hizo posible todo esto: internet. Un descubrimiento que vio la luz en 1991 y del que su autor, Tim Berners-Lee, nos recordó este verano que nació como una herramienta universal. “This is for everyone” (esto es para todo el mundo), fue la frase que Berners-Lee proyectó en las pantallas del Estadio Olímpico de Londres durante la inauguración de los Juegos para hacer referencia a su más importante creación.